Economia Entretenimiento y tecnologia Internacional Opinion 

Uberización : el precio de la innovación tecnológica, la esclavitud del mañana

Durante los últimos tiempos, hemos visto la guerra que mantuvo el sector del Taxi a nivel mundial con la corporación Uber, muchos se han impresionado de la respuesta del Taxi, respuesta que se convirtió en advertencia en los demás sectores, hasta tal punto que economistas y titulares de derecho del trabajo han aceptado el término «Uberización».

¿que es la Uberización?

La Uberización es el término que se utiliza para designar el modus operandi de Uber: la insuficiencia de ingresos para los ‘colaboradores’ por el desarrollo de la actividad; la inestabilidad profesional; el ejercicio de un control y supervisión estrictos por parte de la plataforma (extraordinaria relevancia de las valoraciones de los clientes); un uso abusivo del poder disciplinario de la plataforma a través del mecanismo de desactivación; y las enormes dificultades para organizar acciones colectivas como consecuencia, entre otros factores, de la competitividad entre los ‘colaboradores’ dentro de una multitud (crowd)

Esto quiere decir, destruir todos los derechos laborales, destruir todos los deberes empresariales, inaccesibilidad a una organización colectiva de los trabajadores, temporalidad y precariedad, abuso por parte de la clientela e incertidumbre a que esta misma pueda poner en riesgo el empleo por exceso de poder , cuando EL CLIENTE NO SIEMPRE TIENE LA RAZON

Tras la máscara de la innovación tecnológica se esconde un sistema moderno de esclavitud, camuflada en «economía colaborativa», cumpliendo el deseo de aquellos dueños de fábricas del siglo XIX: la inaccesibilidad a una organización trabajadora. Como dice el dicho romano: «Divide Et Impera (Divide y Vencerás)».

La Uberización no solo afecta al Taxi

Aunque hayamos visto los recientes conflictos Taxi-Uber, la Uberización no afecta solo al Taxi, sino a todos los empleos, véase el caso AirBnb, véase el caso VitalDent-Dentix, este último caso ha mermado una profesión digna como la odontología, ha tratado a los pacientes como clientes y las consecuencias las han recibido los pacientes, ya no estamos hablando del transporte, estamos hablando de la salud de las personas.

La Uberización de la Política

En la Política, la Uberización también ha llegado, muchos son los políticos que, sobornados, les dan cancha y juego a estar corporaciones. Pero al igual que hay políticos a favor, los hay en contra, el Alcalde de Londres, Sadiq Khan, ha sufrido intentos de coacción y sobornos por parte de Uber tras retirar la actividad de dicha empresa en la capital británica.

Uberización de la sociedad

Si la Uberización afecta a la economía y a la política, por efecto dominó afectará a la sociedad. Si estamos hablando de un sistema de trabajo que impide el acceso a organización trabajadora, también impedirá el acceso a una organización social:

-El abuso excesivo de poder por parte de una clientela conseguirá una sumisión laboral por miedo a una mala recomendación

-La inestabilidad de precios y la escasa regularización conseguirá un acceso inestable, pudiendo solo a las personas con un poder adquisitivo mayor acceder a un servicio inestable regularmente.

-El trabajador no podrá tener derecho a huelga ni derecho a una organización sindical por consecuencia del sistema de desactivación.

Conclusión: La tecnología no es excusa, la innovación no es un «todo vale»

Muchos abanderados de la innovación y muchos filántropos de la tecnología, utilizan la excusa «estamos en el siglo XXI» para echar por tierra todo rastro de dignidad humana, todos los derechos y toda la integridad. NO, El Siglo XXI no es excusa para establecer un sistema social del siglo XIX, NO, no se puede anteponer la tecnología a las personas, NO, no se puede demandar lujo y ofrecer miseria en nombre del futuro.

En resumen, NO a la Uberización

Post relacionados

Leave a Comment

A %d blogueros les gusta esto: